Personas altamente sensibles (PAS). Qué es la sobre-estimulación y cómo evitarla o atenuarla

En esta ocasión te traigo un artículo para dar a conocer un poco más acerca de la sobre-estimulación o sobre-activación que tendemos a experimentar con más facilidad las personas altamente sensibles (PAS),  y también ofrecerte algunos consejos que ayuden a atenuar dicha sobre-estimulación o, en el mejor de los casos, poder evitar su aparición.


Para determinar que una persona sea altamente sensible es necesario que tenga las cuatro características que definen el rasgo de alta sensibilidad:

– Profundidad en la capacidad de procesamiento de la información,

– tendencia a la sobre-estimulación,

– fuerte emocionalidad y elevada empatía, y

– sensibilidad a las sutilezas.

Como te expliqué en el artículo “Personas altamente sensibles (PAS). Descubre el don de la alta sensibilidad”, la tendencia a la sobre-estimulación influye en nuestro comportamiento haciendo que nuestra conducta sea diferente a la de las personas no PAS.

Pero, ¿por qué se produce eso?, ¿a qué se debe?, ¿por qué las personas altamente sensibles se saturan más fácilmente que el resto?, ¿qué ventajas o desventajas tiene esto?, ¿se puede evitar?

Vamos por partes, ya verás que cuando leas este artículo vas a comprender un poco más acerca de tu alta sensibilidad y sobretodo de la sobre-estimulación.

 

1. Del estrés a la sobre-activación o sobre-estimulación

Hoy día escuchar la palabra estrés no nos estresa porque lo consideramos hasta normal en el repertorio de conductas del ser humano. Estamos muy acostumbrados a escuchar este término e incluso sabemos si estamos bajo sus efectos.

Pero solo conocemos su lado patológico, que es cuando estamos padeciendo sus consecuencias negativas en el tiempo, y no su verdadero significado.

Comprender bien el fenómeno del estrés nos ayudará a comprender mejor por qué nos saturamos física, mental y emocionalmente antes que el resto de las personas no PAS.

1.1 ¿Qué es el estrés?

Hay muchas teorías psicológicas que han definido este fenómeno desde distintos paradigmas científicos, pero para no volverte loco con terminología psicológica voy a intentar explicártelo de forma sencilla.

Camino alternativo a la sobre-estimulaciónTanto tu cuerpo como tu mente están siempre tratando de mantenerse en equilibrio. El cuerpo trata de equilibrarse con los mecanismos internos con los que ha sido dotado para mantenerse en un estado de salud física.

La mente y todos sus procesos cognitivos (como las emociones) también intentan mantenerse en un estado de equilibrio compatible con la salud mental y una buena gestión emocional.

El estrés no es más que la alteración de ese equilibrio interno debido a un agente externo o interno. Es decir, se produce estrés cuando algo (de fuera de nosotros o de nosotros mismos) altera ese equilibrio.

Dicho de otra forma, sin estrés no habría acción, no actuaría ni el cuerpo ni la mente. De hecho, morirías.

Se produce estrés cuando algo altera nuestro equilibrio físico, mental o emocional Clic para tuitear

 

Si no hay una alteración en tu cuerpo que indicase que tienes hambre, no te estimularías a busca comida, no pondrías en marcha los pensamientos del tipo  “voy a la despensa a ver qué puedo comer” o no te plantearías trabajar para coseguir tu pan de cada día.

Si viendo las noticias de la tele ves que te sientes emocionalmente impactado con un suceso, todo tu cuerpo empezará a trabajar para regularse (tratando de poner en marcha mecanismos para soltar las tensiones), tu mente tratará de encajar lo que has visto para darle una explicación y tus emociones se presentarán para darle expresión a lo que sientes.

Como puedes ver el objetivo es devolverte el equilibrio interno (lo que se ha llamado en psicología como homeostasis).

Es decir, todo lo que haces (consciente o inconscientemente) está movido por una alteración fisiológica o psicológica.

Hasta aquí estoy hablando de un estrés no patológico, es decir, de un fenómeno que indica que se ha alterado el equilibrio, que es el verdadero significado del estrés.

En palabras de Bonifacio Sandín (Catedrático de Psicología Clínica):

“El organismo, en estas circunstancias, reacciona de una forma extraordinaria realizando un esfuerzo para contrarrestar el desequilibrio. La respuesta de estrés es extraordinaria, implica esfuerzo y produce una sensación subjetiva de tensión (presión)…”.

1.2 ¿Cuándo se convierte el estrés en un problema?

Para poder explicar esto, es importante que conozcas bien el proceso interno que ocurre en tu cuerpo y en tu mente cuando experimentas estrés.

Fueron los trabajos de Walter Cannon que, retomados más tarde por Hans Selye dieron luz a lo que se denomina como el “Síndrome general de adaptación (SGA)” para explicar la respuesta que da el organismo ante el estrés.

Cuando el estrés se produce de forma mantenida en el tiempo, el sujeto pasa por tres fases bien diferenciadas:

  1. Reacción de alarma: es la primera reacción del organismo cuando estás expuesto a los estímulos que generan el desequilibrio inicial. Es el primer impacto que hace que el cuerpo reaccione para poner en marcha los mecanismos internos de regulación para devolverte al equilibrio. En estos momentos se produce un incremento de adrenalina y corticoides, así como signos de hipertensión, hiperglucemia, diuresis, hipertermia, etc.
  2. Fase de resistencia: en esta fase tu organismo se ha adaptado al estímulo estresor y se mantiene estable dentro de unos parámetros. Si tienes algún tipo de síntoma provocado por el estrés en esta fase mejora o incluso desaparece.
  3. Fase de agotamiento: ocurre solo si tu organismo permanece más tiempo expuesto al estímulo que provocó y mantiene el estrés. En este momento se pierde la adaptación conseguida en la fase anterior y se entra en una fase de agotamiento. Esto es debido a que reaparecen de nuevo los síntomas de la fase de reacción de alarma y el cuerpo no puede mantener los mismo niveles de activación conseguidos en la fase de resistencia.

Es decir, el estrés es una reacción natural que le indica al cuerpo la necesidad de reajustarse para adaptarse a algo nuevo que ocurre, o bien dentro de él, o bien fuera, pero es un mecanismo normal para que nos vayamos adaptando y acomodando a situaciones nuevas.

Visto de esta forma, sin estrés no te adaptarías a los cambios, sería imposible que te acomodaras y reajustaras a experiencias nuevas y no podrías aprender ni evolucionar. 🙏

Sin un grado estrés saludable no podrías aprender de los cambios ni evolucionar Clic para tuitear

 

El problema surge cuando el estrés se mantiene en el tiempo (fase de agotamiento), donde el cuerpo no puede mantener tanta activación por falta de reservas y entra en un agotamiento que genera una serie de consecuencias que bien conocemos hoy día debido al ritmo de vida que llevamos.

A nivel físico se produce principalmente respuestas a nivel del sistema neuroendocrino (liberación de catecolaminas y cortisol principalmente) y del sistema nervioso autónomo (activación del sistema nervioso simpático e inhibición del parasimpático).

A nivel psicológico las respuestas que damos ante el estrés son generalmente de tipo emocional, y curiosamente dependen de:

  • la intensidad del suceso o estímulo que inicia el proceso de estrés.
  • la forma en la que evaluamos el estímulo que nos genera estrés. Es decir, de cómo interpretamos el objeto, la persona o a la situación estresante.
  • las señales y síntomas que nuestro cuerpo presenta en ese momento.
  • los recursos mentales y emocionales que tengamos disponibles para hacer frente en el momento en el que nos sentimos estresados. Esto dependerá de nuestro propio desarrollo en inteligencia emocional.
  • si contamos con el apoyo de personas que tengamos cerca para superar la situación de estrés.
  • si nos sentimos preparados y con confianza para superar dicho estado.
  • etc.

Y al igual que sucede a nivel corporal, a nivel mental el estrés también se convertirá en un problema si el proceso se mantiene prolongadamente en el tiempo.

En este caso experimentaríamos una saturación, un bloqueo o un desgaste que repercutiría a su vez en nuestro estado emocional y, de nuevo, afectaría al funcionamiento de nuestro cuerpo, produciendo un bucle circular de síntomas negativos donde tanto el cuerpo, como nuestros pensamientos y sentimientos se verían afectados por un estímulo estresor. 😵

El cuerpo y la mente sufren las consecuencias del estrés mantenido en el tiempo Clic para tuitear

 

– “¿Y qué tiene esto que ver con la sobre-estimulación de las personas altamente sensibles?” – Te preguntarás.

Muuuuucho, ya lo verás. No es que quiera darte una clase de psicología, aunque reconozco que me gusta mucho, es que la sobre-estimulación tiene que ver con esos estímulos que están saturando tu propio sistema nervioso en un momento determinado.

Pero no me quiero adelantar, antes quiero explicarte un poquito más sobre la relación que hay entre el rendimiento y la activación.

– “¿Cómo?”

Sí, es un concepto muy útil para que comprendas mejor porqué no das pie con bola cuando estás sobre-estimulado. Ya me estoy adelantando… tú sigue, sigue leyendo que ahora te lo explico mejor.

1.3 La activación, el rendimiento y la sobre-estimulación

En psicología se habla de activación para explicar la cantidad de movilización de energía presente en el organismo en un momento determinado.

Es decir, nuestro cuerpo reacciona ante los estímulos externos o internos con una determinada energía disponible para hacer frente a la situación en la que se encuentra, y a esta energía potencial la llamamos activación.

Por ejemplo, si tenemos el deseo de comernos un helado, nuestros pensamientos activarán una serie de mecanismos internos que harán que la energía disponible active el cuerpo, para que te levantes del sofá y te dispongas a salir a la calle para comprar tu helado.

En este caso, el estímulo es un pensamiento que activa el organismo para satisfacer un deseo. Pero esto ocurre con todo.

Si estamos cerca de una persona que tiene malas intenciones con nosotros, nuestra energía potencial se activará (con un nivel de activación concreta en ese momento determinado), de una forma concreta para hacerle frente o bien salir de ese lugar.

Es decir, la activación es el nivel de energía disponible que te motiva a actuar de una determinada manera.

Lo curioso de la activación es que guarda una relación muy importante con el rendimiento a la hora de ejecutar una acción.

Gracias a los trabajos de Yerkes y Dodson se ha comprobado que cuando la activación es muy baja o muy alta, el rendimiento disminuye drásticamente. El mejor rendimiento se consigue con niveles medios de activación.

Gráfica nivel de sobre-estimulación óptimo

Es decir, si estamos muy activados (es lo mismo que decir muy agitados, ansiosos, inquietos, muy estimulados, eufóricos, excitados…) nuestra capacidad de ejecutar cualquier acción disminuye y tendemos a actuar con menos eficacia a cuando lo hacemos con un nivel de activación medio.

Esto da explicación al hecho de que las personas altamente sensibles se sienten incapaces de seguir el ritmo de los demás cuando están sobre-estimulados o sobre-activados.

Te voy a poner un ejemplo:

Imagínate a dos personas en una misma situación, podrían ser por ejemplo dos administrativos en sus puestos de trabajo.

Ambos con la misma carga laboral y en un ambiente con los mismos estímulos externos: ambos escuchan los mismos sonidos del lugar, son conscientes de las personas que entran y salen del lugar, ambos tienen que atender un número igualado de personas… pero uno es PAS y el otro no lo es.

¿Qué ocurrirá?

Pues que mientras la persona no PAS está en un nivel de activación idóneo para estar al 100% de rendimiento, la persona PAS está sobre-estimulado porque su nivel de activación está por encima del nivel intermedio, de esta manera su rendimiento disminuye.

Gráfica comparativa del nivel de activación entre PAS y no PAS

Es decir, la no PAS está en un nivel de activación moderado donde el estrés es el idóneo para mantenerse en equilibrio y poder dar el máximo rendimiento. Se encuentra en la fase de resistencia del estrés.

Sin embargo, la persona PAS en un primer momento (a primera hora de la mañana, por ejemplo) podría estar bien y a gusto, en un nivel de estrés normal, pero a medida que pasa el tiempo podría encontrarse fácilmente saturado, debido a que empieza a entrar en la fase de agotamiento del estrés. 😢

2. Por qué las personas altamente sensibles se sobre-estimulan más fácilmente

El motivo por el que las personas altamente sensibles son más propensos  a entrar en una fase de agotamiento se debe a la capacidad de procesamiento de la información que tienen las personas PAS.

Las personas con alta sensibilidad no solo tienen un sistema neurosensorial más desarrollado que le permite experimentar y percibir lo que le rodea (o lo que ocurren en su interior) de una manera más intensa, sino que además tienen la capacidad de procesar profundamente toda esa información que recibe.

Esto hace que las áreas del cerebro relacionadas con la memoria de trabajo estén más activas a la hora de experimentar cualquier evento o situación.

Chica sobre-estimulada

La memoria de trabajo tiene que ver con la capacidad de almacenamiento temporal de la información y la capacidad de procesarla de forma activa.

Es decir, estés donde estés y haciendo lo que estés haciendo, hay una parte de tu cerebro que está almacenando toda la información que recibe acerca de ti mismo, del lugar y personas con las que te encuentras, lo que haces, etc, y además la está procesando.

Cuando hablamos de procesar, significa recoger toda esa información, evaluarla, clasificarla, darle un sentido, integrarla y emplearla para realizar algún tipo de acción necesario. Esto se hace de forma inconsciente o consciente, pero siempre estamos procesando información.

Las PAS procesamos la información de forma muy profunda y solemos darles más vueltas a toda la información que recibimos para darle un sentido más amplio, completo y práctico para nuestra existencia.

Volviendo a la memoria de trabajo, en el caso de las personas altamente sensibles, esta función se encuentra más activa si la comparamos con el de las personas no PAS en la misma situación, debido a que hacemos un trabajo más profundo a la hora de recibir más intensamente toda la información que recibimos y, además, a que la procesamos con más profundidad.

Todo esto hace que nos saturemos antes que los demás (no PAS) cuando estamos en lugares con muchos estímulos.

Las personas altamente sensibles nos saturamos antes cuando estamos expuestos a muchos estímulos Clic para tuitear

 

Mientras los no PAS pueden permanecer tranquilos y estables en un lugar ruidoso y con mucho movimiento de personas, los PAS se agotan más fácilmente al tener más actividad en su memoria de trabajo para procesar toda esa información.

Este es el motivo por el que las PAS entramos en esa fase de agotamiento debido al estrés (sobre-activación) al que se encuentra sometido todo nuestro cuerpo y nuestra mente cuando estamos expuestos a muchos estímulos (sobre-estimulación).

¿Aún no sabes si eres una persona altamente sensible (PAS)?

Compruébalo ahora con el TEST gratuito de Alta Sensibilidad

¿Comprendes ahora por qué te he tenido que explicar todo el rollo del estrés, la activación, el rendimiento, etc.? 😉

Sigamos un poquito más…

3. Cómo se sienten las personas altamente sensibles cuando están sobre-estimuladas

Debido al trabajo que requiere procesar tanta información sensorial y  mental en tan poco tiempo, entramos en un estado de agotamiento que podríamos denominar como fatiga.

El sistema nervioso se colapsa porque no puede mantener el ritmo de procesamiento al estar expuestos a diversos estímulos y  produce diversas sensaciones y síntomas en el cuerpo y en la mente, que dependerá también de cada PAS:

  • Falta de concentración y de atención.
  • Desorientación e inestabilidad.
  • Agotamiento y cansancio físico.
  • Sensación de que no puedes permanecer mucho más tiempo en ese lugar (ganas de salir a un lugar tranquilo).
  • Necesidad de estar solo/a en ese momento.
  • Palpitaciones en el corazón, sudoración en las manos.
  • Malestares digestivos como ganas repentinas de ir al baño o dolores estomacales.
  • Agitación, inquietud y ansiedad.
  • Dificultad para expresar lo que sientes.
  • Dificultad para dormir.
  • Pérdida de apetito.
  • Hiperventilación.
  • Etc.

4. Consejos para gestionar correctamente la sobre-estimulación

Ahora bien, ya has llegado hasta aquí y has aprendido qué es el estrés, qué es la activación y su relación con el rendimiento y qué es la sobre-estimulación o sobre-activación.

Pero lo más importante de todo esto es cómo evitar llegar a este estado que nos produce tanto malestar y que llamamos sobre-estimulación, o bien cómo atenuarla si ya estamos en un lugar donde sabemos que podemos experimentar dicho estado.

Te dejo unos consejos para conseguirlo:

4.1 Procura permanecer en un estado de cierta tranquilidad

Como ya sabes, es inevitable estar en el mundo. Todos nos vemos obligados en mayor o menor medida a relacionarnos, a estar en determinados ambientes, a gestionar situaciones cotidianas y de emergencia que nos sobrepasan, por lo que continuamente vamos a estar sometidos al estrés.

Una de las formas de atenuar el impacto del estrés y lograr recuperar el equilibro antes de que el siguiente estimulo te coloque en la zona de sobre-activación, es mantenerte tranquilo.

Si mantienes cierta tranquilidad, la activación que te genere un evento de intensidad moderada no podrá desplazarte a la zona de sobre-estimulación.

¿Cómo puedes mantenerte en un cierto grado de tranquilidad?

Una de las mejores formas que conozco es entrenarte en la práctica de Mindfulness.

Con esta práctica disminuirás tu propia fuente de estimulación interna, es decir, la afluencia de tus propios pensamientos y emociones, lo cual reducirá notablemente el estrés que estos te producen, y lograrás crear un espacio de tranquilidad interna.

Permanecer tranquilo con mindfulness crea un espacio interno seguro que te aleja del estrés Clic para tuitear

 

4.2 Evalúa tu estado antes de ir a algún lugar que sabes que te puede provocar sobre-estimulación

Conocer cómo te encuentras en cada momento es un gran aliado a la hora de evitar la sobre-estimulación. Al observarte, te darás cuenta de qué grado de activación posees en ese momento.

Puedes tomar esta observación como punto de partida para intentar anticipar cómo vas a sentirte si haces eso que te han propuesto o que estás pensando hacer.

Y si sientes que lo más probable es que te vayas a sobre-estimular después de hacer tal o cual cosa, puedes tomar medidas para atenuar el impacto de esa acción, bien eligiendo no hacerla, o posponiéndola o relajándote antes de abordarla. 👌

4.3 Aprende a decir NO cuando sea necesario

Si ya has evaluado tu estado antes de seguir adelante y la opción mas beneficiosa para ti es rechazar lo que te han propuesto, el hecho de decir “No” también puede convertirse en algo estresante.

Llegados a este punto es importante que sepas poner tus límites, y que comprendas por qué lo haces y cómo hacerlo.

Esta habilidad te dará mucha tranquilidad y te ayudará a no entrar en situaciones que te sobre-estimulen, sintiéndote en paz contigo mismo y con los demás. 🙌

4.4 Vive de forma sencilla y en armonía con tu alta sensibilidad

En nuestra sociedad hay una tendencia a tener de todo y a acumular cosas que a veces no sirven. De igual forma, perseguimos metas, objetivos y cosas materiales que creemos que nos van a dar la felicidad.

La alta sensibilidad es un don que nos da la experiencia directa de la importancia de la sencillez y la tranquilidad para sentir el bienestar. Así de simple y de real.

Si simplificas tu vida, dejando lo que realmente te aporta valor, te es de utilidad y no te complica, ganarás mucho tiempo y tranquilidad, y de esta forma dispondrás de más margen para afrontar las eventualidades del día a día.

La felicidad está más relacionada con la paz que con la satisfacción de muchos deseos Clic para tuitear

 

4.5 Busca la manera de  recuperar tu energía tras un episodio de sobre-estimulación

Una vez que te sientas sobre-estimulado, haz lo que más te guste o lo que te pida el momento para recuperar tu equilibrio y tranquilidad.

Algunas personas necesitaran estar a solas, otras necesitaran reflexionar, o distraerse, o estar en completo silencio, etc.

Lo importante es que descubras cuál es la mejor forma en la que tú te recuperas de este estado y que puedas respetar tu necesidad y llevarla a cabo para recuperarte.

Tu inteligencia emocional será una herramienta de mucha utilidad en estos momentos, ya que te ayudará a tomar conciencia de como estás y también saber cuál es el momento clave en el que tienes que actuar y en qué dirección.

Desarrollar tu inteligencia emocional te ayudará a sobreponerte de la sobre-estimulación Clic para tuitear

 

4.6 Valora los períodos de descanso y respeta tus momentos de distensión y ocio

El descanso y el ocio son sumamente importantes para reponer fuerzas físicas y mentales para cualquier persona.

Es posible que el ritmo de vida actual nos impulse a transformar nuestro tiempo de descanso o de ocio en tiempo para seguir trabajado o para dedicárselo a otras personas.

Detrás de este uso de nuestro tiempo hay una infravaloración de nuestro propio descanso como medio de recuperación. Si las PAS no descansamos lo suficiente, nos agotamos y nos bloqueamos mucho antes que las no PAS.

Por eso, es normal que los PAS estemos menos disponibles que los no PAS. Y esto no significa que estemos menos dispuestos a ayudar o a colaborar, o que seamos más aburridos o egoístas. Simplemente nos debemos el descanso con más necesidad.

Las PAS debemos valorar mucho el descanso para recuperar nuestro equilibrio Clic para tuitear

 

4.7 Ten un contacto frecuente con la naturaleza

El contacto frecuente con la naturaleza te recarga, te equilibra y te devuelve la salud física y mental.

Esta es una práctica que puedes usar tanto para prevenir la sobre-estimulación como para recuperarte de ella.

Solo añadir que en este punto es importante elegir un lugar que sea natural y que a la vez sea adecuado para dar reposo a tus sentidos.

Evita los lugares masificados, que sean utilizados por el ser humano para realizar las mismas actividades que hacen en la ciudad.

Busca entrar en contacto con la energía más pura de la naturaleza. Tu alta sensibilidad es un don para poder nutrirte de ella.

4.8 Crea un estrategia de socorro

Sea como sea, habrá momentos en los que no puedas eludir o atenuar la sobre-estimulación. Y quizá no puedas recurrir a darte un momento de relax o al contacto con la naturaleza para recuperarte.

En este punto es muy beneficioso disponer de un plan B, de “una estrategia de socorro” que te ayude en esos momento a recuperar tu equilibrio.

Elige un momento de tranquilidad y visualízate en un estado de sobre-estimulación. Imagina una alternativa mental para atenuarla, es decir, proporciónate un estímulo mental para contrarrestar tu estado de activación. Sé creativo.

Te puede ser de utilidad recordar un momento gracioso, una escena de tu película favorita, perderte en el recuerdo de alguien especial, recordar una obra de arte, un bello paisaje, escuchar una melodía, masajearte las manos…

En definitiva, trata de encontrar algo que te sirva para desenganchar la mente del estimulo estresante, que atenúe su procesamiento y que a la vez sirva para conectar con algo placentero que te distienda. 😃

4.9 Intenta estar completamente preparado

Una forma muy eficaz de evitar la sobre-estimulación y el estrés en general es estar preparado. Sentirte preparado te dará confianza y te sentirás mas tranquilo y dispuesto a abordar la situación.

Ejemplos situaciones que pueden sobrepasarte pueden ser: un viaje, una mudanza, realizar una pequeña reforma, reorganizar tu espacio o hacer una limpieza.

Como buen PAS, uno de tus puntos fuertes es darte cuenta de los detalles.

A la hora de prepararte para hacer cualquiera de estas actividades no cotidianas, tu capacidad de ser detallista es un buen aliado.

Haz un pequeño recorrido mental de todo lo que vas a necesitar para pasar de una fase a otra en el planing. Y reúne todo lo que te a hacer falta para ello. Así evitarás contratiempos y sorpresas desagradables que te retrasen y bloqueen.

Y una vez conseguido tu objetivo, ¡a disfrutar de los resultados!

Darse cuenta de los detalles es una fortaleza de las PAS para evitar la sobre-estimulación Clic para tuitear

 

4.10 Cuenta con personas de tu entorno para apoyarte en situaciones de estrés

Habrá momentos en los que ya te vas dando cuenta de que no vas a poder con todo, o que vas mal de tiempo… y empieza el agobio.

Tu mente se dispara tanto hacia la búsqueda de soluciones como hacia la anticipación del sufrimiento que te va a generar no terminar, no llegar a tiempo….las malas caras, las explicaciones, el tener que decidir si dejas esto o aquello, cambiar planes… Ahhh! 👿

STOP!

Para un momento. Mira a tu alrededor, busca en tu listín mental quien puede ayudarte. Sí, es tan sencillo como pedir ayuda o apoyo, comunicarte o hacer una propuesta de cambio.

Es posible que exista alguna posibilidad  para que saturarte:

– puedes comunicar cuál es tu situación y reorganizar las cosas,

– puedes pedir una opinión a alguien si no ves clara la solución,

– puedes consultar con esa persona con la que te has comprometido si hay posibilidad de hacer algún cambio,

– puedes pedir ayuda directa y delegar algún asunto o

– puedes hablar y desahogarte para aliviar tu tensión.

Recuerda que no estás solo o sola. No lo olvides, siempre puedes pedir ayuda.

Siempre hay alguien que puede echarte una mano o escucharte si lo necesitas Clic para tuitear

Hasta aquí el artículo de hoy. Permíteme que te pregunte:

¿Qué sensaciones tienes cuando estás saturado o sobre-estimulado?

¿Empleas alguna técnica para evitar la sobre-estimulación o atenuarla cuando la estás experimentando?

Déjame tu respuesta en los comentarios y así me enseñarás a enriquecer más mis conocimientos sobre la alta sensibilidad.

Si te ha gustado este artículo ya sabes que puedes compartirlo. Siempre habrá alguien a quien pueda servirle.

¡Mil gracias! 😅

 

INTELIGENCIA EMOCIONAL

PARA GESTIONAR TU ALTA SENSIBILIDAD?

David te invita a coaching

¿ QUIERES DESARROLLAR TU

Déjame ayudarte a conseguirlo

44 comentarios en “Personas altamente sensibles (PAS). Qué es la sobre-estimulación y cómo evitarla o atenuarla”

  1. Hola David, me ha gustado mucho tu artículo pues desconocía la información sobre el nivel de activación.

    Cuando yo estoy sobreestimulada suele ser cuando quiero “hacer algo de provecho” ya que tengo mucha consciencia de la muerte y quiero aprovechar el tiempo al máximo. Es contraproducente porque al sentirme ansiosa y acelerada, me bloqueo ya sea mentalmente o por parálisis por análisis. Y entonces, me siento terriblemente irritada y me odio a mi misma.

    Por otra parte, podríamos decir que son “crisis” puntuales. He trabajado mucho mi desarrollo emocional y no tengo problemas peores. Diría que lo peor de ser pas es la conciencia de la muerte, el sentirme “diferente” como de vivir en tercera persona en un mundo para vivirlo en primera persona. El sentir lástima por el sufrimiento propio, por el ajeno, el miedo a la enfermedad o a la muerte de un ser querido.

  2. una persona pas puede con tan solo mirar o escuchar a una persona durante un breve tiempo….percibir y sentir cuáles son las intenciones de la otra persona o el estado anímico de ellas?

    • Hola Andrés,

      Pues exactamente lo mismo que necesitaría hacer si no fuese PAS, que es buscar a un profesional que te ayude a erradicar esos traumas. Para ello te recomiendo que el profesional al que acudas conozca bien el rasgo de la alta sensibilidad para que pueda ponerse bien en tu lugar y te pueda ayudar mejor. Lo ideal es que este profesional fuese PAS.

      El hecho de que sea importante ponerse en manos de un profesional que sea PAS o que conozca bien este rasgo, va a facilitar muchísimo tu proceso para salir de ese sufrimiento.

      Por este motivo es importante que todos los que seamos PAS expandamos más y más el rasgo de la alta sensibilidad, para que todas aquellas personas que se pongan en manos de otras a nivel profesional tengan la seguridad de que puedan ser comprendidas y, por lo tanto, bien atendidas.

      Espero haberte ayudado y que te sirva lo que te comento.

      Un fuerte abrazo y gracias por dejar tu comentario

  3. Hola!
    Acabo de descubrir este sitio y el artículo, que me ha encantado.
    En respuesta a tu pregunta, cuando estoy sobresaturada y estresada noto opresión en el pecho, falta de aire y necesidad de gritar a quien me está ordenando que haga 5 cosas a la vez mientras ella se queda mirando…
    Q cómo lo gestiono? En ello estoy, aprendiendo… intento respirar profundamente sin que se me note mucho, expreso que estoy haciendo una cosa y que en cuanto la termine me pongo a lo siguiente… y en cuanto puedo salir porque tenga algún encargo que hacer fuera me tranquilizo… pienso en cosas agradables, en el nacimiento de un río un día soleado, en gatos estirándose, en colores armoniosos de algún cuadro que me haya gustado en particular… y respiro profundamente…

    Pero aún me queda mucho por aprender.
    Muchas gracias
    Inés

    • Hola Inés!

      Muchas gracias por compartir tu experiencia y tu fórmula para gestionar estos momentos de sobre-estimulación. Estoy seguro que quien te lea se va a sentir muy identificado/a y además le has proporcionado algunos tips que les pueda servir.

      Realmente todo los PAS tenemos que seguir aprendiendo de nosotros mismos, de nuestro rasgo y muy concretamente de cómo la sobre-estimulación suele manifestarse en cada uno de nosotros de forma específica, ya que ésta no se presenta de igual forma en todos los PAS.

      Seguimos trabajándonos, aprendiendo y disfrutando del maravilloso camino del autoconocimiento.

      Un fuerte abrazo!

  4. Hola, gracias por el artículo porque es muy interesante. Precisamente descubrí que soy PAS a raiz de un episodio de sobreestimulacion que se desencadenó porque en ese momento estaba haciendo muchísimos cambios en mi vida muy grandes, estando además trabajando en una profesión de alta demanda… además el episodio sucedió en mi trabajo y nadie entendió lo que me estaba pasando lo que derivó en un problema añadido. En ese momento apareció la respuesta: soy PAS, y se inició un camino de autoaceptacion y de aprender a gestionar el rasgo.

    • Hola Mary Sol,

      Gracias a ti por dedicar unos minutos a dejar un comentario y por compartir tu experiencia.

      Me alegro mucho de que al menos ese episodio tan molesto te haya servido para identificar que tienes el rasgo PAS y lo mejor sin duda es que ya te hayas puesto en marcha para aprender a gestionarlo. Enhorabuena por tener esa actitud, no todas las PAS la tienen.

      Un abrazo!

  5. Cuando estoy sobreestimulada mi mente se bloquea totalmente. Hasta el punto de que me mi cerebro parece hacer clic, para protegerme. Y en varias ocasiones , estando fuera de casa, en un centro comercial, en la calle, conduciendo. Me desubico, no sé donde estoy, como he llegado a ese sitio, no reconozco nada a mi alrededor, ni a mi misma.

    Cuqndo esto me pasa, tomo mi pastilla de la ansiedad. Procuro no entrar en panico. Y medito donde este, paseandome e intentando mantener la calma. Repitiendome que no va a pasar nada malo. Que pasará. Pero ya hace tiempo que al salir de casa, a mi marido le mando la ubicacion real al telefono. Para que sepa donde estoy. Por si algun dia no me recupero y no se volver. Es muy angustioso, para que negarle. Pero soy positiva e intento no dejar que estas situaciones me resten autonomia. Evidentemente el dia que no me siento bien, no arriesgo y me quedo en casa.

    • Hola Inmaculada!

      Me parece una muy buena estrategia por tu parte que no dejes que ese tipo de situaciones te resten autonomía, a pesar de lo angustioso que te pueda resultar en determinadas situaciones.

      La sobre-estimulación es a veces complicada de gestionar por lo que la mejor recomendación sin duda es tener muy claro siempre a dónde vamos y tener un plan de acción válido para poder afrontar correctamente la situación en la que nos encontremos.

      Por ello, es muy importante trabarse en cuanto al autoconocimiento para saber a priori cómo nos encontramos en cada momento y con qué recursos internos contamos.

      Lo ideal, sin duda, es aprender a gestionar correctamente nuestras emociones y nuestras sensaciones para no entrar en esa fase de sobre-estimulación. De hecho, aunque seamos PAS y podamos tener cierta tendencia a la sobre-activación, podemos entrenarnos para que ésta no nos afecte tanto o incluso que no aparezca.

      Es un trabajo que se puede conseguir en poco tiempo si uno lo trabaja concienzudamente.

      Te envío un fuerte abrazo y gracias por compartir tu experiencia.

  6. Gracias por la informacion, necesitaria saber por favor, si hay algun tipo de farmacologia, que atenue, este tipo de sintomatologia, tomo ansioliticos y somniferos, pero todos los meses, tengo crisis con el sindrome premestrual y el periodo, me limita mi vida, y si en cualquier momento hay alguna situacion conflictiva, sufro mucho y somatizo, tengo 45 años, he recurrido a varios terapeutas, psicologos y me he formado todo lo que he podido para sobrevivir..
    Como podria contactar con alguna persona P.A.S, vivo cerca de guadalajara, en la Alcarria y me gustaria poder contatar con alguien, yo no tengo familia, desde niña y realmente, tengo muchos momentos que necesito compartir, quizas, lagrimas, quizas alegrias.
    Gracias de antemano.

    • Muy buenas Coral,

      Por lo que me comentas yo creo que lo importante ahora mismo no es que trates de aminorar los efectos de la sobre-estimulación con ningún fármaco, puesto que estás en tratamiento por la ansiedad.

      Yo lo que te recomendaría es que siguieras un trabajo más personalizado con algún psicólogo o coach. Quizás aún no hayas dado con la persona adecuada para ayudarte. Si quieres me mandas un privado y te comento un poco más en detalle qué podrías hacer.

      Respecto a contactar con otras personas PAS, puedes entrar en los grupos de facebook y solicitar admisión. Allí puedes compartir lo que necesites y sentirte acompañadas por otros PAS. Si quieres, puedes entrar en este grupo, que es el que yo administro: https://www.facebook.com/groups/2259834830908313/

      Un fuerte abrazo y escríbeme, que tengo cosas que contarte.

  7. Se me olvidaba,yo para desconectar,es pensar en otras cosas,plantearme hacer unos cursillos,mejorar profesionalmente por si dejo el trabajo,aunque sea en otro campo… Intento evadirme mentalmente,y en casa un buen audio podcast de psicología,escuchar música,leer….
    Saludos.

  8. Hola,me ha gustado bastante y he aprendido cosas que ignoraba,de como somos en el fondo,las estimulaciones externas como pueden perjudicarnos o afectarnos más….creo q si nos ven un poco raros porque nos tomamos las cosas con más tranquilidad puede ser y responsabilidad,creo que damos todo lo que podemos pero rápidamente nos daríamos y necesitamos más descansos…por lo menos yo lo veo en mi…estoy en un trabajo rutinario y muchas veces piensa uno en tirar la toalla o plantearse el trabajo como un medio para ganar dinero y no darle más vueltas…da ganas de dejarlo,según leí el porcentaje era de un 20% que podían con su trabajo sigue siendo poco……es que necesitamos otros estímulos,somos más cambiantes..??necesitamos hacer varias tareas distintas..en el mismo trabajo..??yo me veo así de identificado.
    Gracias por todo.

    • Hola Javier Flores,

      Pues depende de cada persona, realmente no todos los PAS afrontamos de igual manera la sobre-estimulación ya que tiene que ver con la manera en la que se activa ésta dentro de nosotros y también, cada uno y en función de su personalidad, actúa de forma de diferente.

      Lo que sí está claro es que, por ser PAS, hay una tendencia a la sobre-activación. Ya a partir de ahí se abre un mundo de posibilidades.

      Hay personas que necesitan salir corriendo de su puesto de trabajo porque es demasiado monónoto al realizar siempre las mismas tareas; a otras personas les resulta genial hacer siempre lo mismo porque así ponen actúan de forma “más automática y esto les permite abstraerse de sí mismas, es como una forma de meditación.

      Por eso te digo, depende de cada uno, de sus recursos personales, de su modo de afrontamiento ante cada situación, etc.

      Y otra cosa paralela a eso pero que aumenta el estrés a nivel físico y mental, es la insatisfacción que cada uno pueda tener respecto a su trabajo, pero eso ya es otra cosa y que dependerá de otros factores personales.

      Te envío un fuerte abrazo y muchas gracias por dejar tu comentario.

  9. Hola! Me gustó mucho el artículo.. plenamente identificada.. soy fibromiálgica y actualmente con empujes.. totalmente real la sobre estimulación.. sobre todo en lo laboral.. mas allá de que sea un trabajo que me gusta (atención al público), me genera a nivel subconsciente estrés que no he podido manejar.. por eso me pareció muy interesante todo lo que expresas.. he tenido la oportunidad de decir “no quiero hacerlo” cuando me han ofrecido tareas nuevas que yo sabía me estresarían mas, en lugar de decir “no puedo hacerlo”.. porque tengo bien clara la diferencia.. a veces prefiero no salir de esa “zona de confort” que le dicen, solamente para evitar futuros daños a mi nivel físico y emocional.. hay cosas que no puedo evitar como por ejemplo organizar un cumpleaños o fiesta! Ayer mismo mi hijo festejó su cumpleaños y al ser la única que compró, organizó, cocinó, recibió y atendió a quienes vinieron, es que hoy siento las consecuencias físicamente.. a veces no puedo evitar hacer frente a estos momentos.. pero cuando puedo claro que los evito! Me pareció muy buena la idea de alejarse un momento y respirar, viajar mentalmente a un lugar o momento bonito.. lo pondré en práctica! Muchas gracias!!!

    • Hola Daniela,

      Gracias a ti. La verdad es que es muy positivo que sepas tan bien diferenciar entre lo que puedes y lo que quieres hacer. Es un gran paso para actuar correctamente y poder mantenerse en un estado de Paz más duradero con uno mismo. Así que mi más sincera enhorabuena.

      Me alegro mucho de que te haya gustado el artículo y que te impulse a practicar nuevas formas para mantener tu equilibrio interno.

      Un fuerte abrazo y gracias por tu comentario.

    • Gracias ti Karina.

      Me alegro mucho de que te gusten mis artículos y que estén sirviendo precisamente para eso, para que te des cuenta de que no estás loca ni que te pasa nada malo.

      Muchas gracias por dejar tu comentario y te envío un fuerte abrazo PAS.

  10. Olé David,
    un gran artículo que te hace ver las situaciones de estrés y sobreestimulación, como en el período navideño, desde un prisma totalmente diferente, ya que en muchos sitios se suele recomendar, simplemente la evitación.
    Voy a recomendar a todos mis lectores con migraña este artículo que les será de gran utilidad para estos días venideros.
    De nuevo Gracias.
    Séfora.

    • Hola Séfora,

      Muchas gracias por ayudar a difundir este artículo que sin duda lo hice con mucho cariño.

      Espero de corazón que le sirva a todas las personas que están aprendiendo de tus contenidos y servicios. Por cierto tu web es muy interesante y merece la pena que todas las PAS le echaran un vistazo.

      Dejo aquí el enlace: https://seforabermudez.com/

      Te envío un fuerte abrazo y gracias por la gran labor que haces.

  11. Muchisimas gracias David por tu articulo, es y será de gran ayuda para mi.
    No sabia que era PAS hasta hace 4 meses.
    Vivia mi vida con muchisimo trabajo, horas largas de trabajo, hasta que un dia me dio mi primer ataque de pánico hace 4 años y llevo presentando casi que diario mucha sobreestimulacion, hay dias que trato de distraerme y lo logro pero hay otros dias que me es imposible, hasta que me retiro a dormir y logro descansar.
    Visite un psiquiatra y detectaron que era transtorno de ansiedad, asi que combinada las dos cosas, ser PAS y tener ansiedad generalizada a sido para mi muy desgastante.
    Los sintomas que me genera la sobreactivacion es palpitaciones, dolor de cabeza (siento rayones, punzadas,corrientazos en mi cabeza) cansancio extremo, ganas de huir, mareo, como bajones de presion, en fin!!!
    Lo bueno es que sigo investigando para poder sobrellevar o transformar esto que siento en libertad, con Dios en mi proceso que es quien me a dado la fortaleza para continuar, esa es mi meta y me has dejado inquieta con lo de midfullnes asi que me pondre a investigar sobre el tema, bendiciones para ti y tu familia

    • Muchas gracias a ti Kathe, y me alegro muchísimo de que te haya servido.

      Te entiendo perfectamente, ser PAS y tener TAG (ansiedad generalizada) no es fácil de sobrellevar en algunos momentos, pero poco a poco y con buenas herramientas se puede regular la ansiedad y empezar a disfrutar correctamente de nuestro rasgo PAS, pues ese es el objetivo.

      Te envío muchos ánimos y que sigas adelante descubriendo más acerca del rasgo para que te vayas encontrando más y mejor a ti misma.

      Bendiciones para ti también.

      Un fuerte abrazo.

  12. Primeramente muchas gracias por el artículo, me siento muy identificada, ya que he descubierto hace poco que soy PAS, y realmente me sirven mucho tus publicaciones. Mi consejo para los PAS sobre estimulados, es que si tienen la oportunidad, escriban y escriban, a mi me ayuda mucho para poder desenredarme y comprenderme. También me ayuda poner música con el objetivo de tranquilizarme y muchas veces funciona. Un abrazo!

    • Hola Jimena!

      Qué bueno tu consejo, seguro que a más de una PAS le va a servir. Realmente la sobre-estimulación a veces cuesta mucho de sobrellevar por lo que cualquier sugerencia o consejo es más que bienvenido. Así todos nos nutrimos de todas nuestras experiencias.

      Así que muchas gracias por compartir y por tus palabras .

      Recibe un fuerte abrazo!

  13. Llevo tanto tiempo sintiendo que soy un bicho raro. Sintiendo tanta empatia que me hace sentir el sufrimiento de los demás como mio propio. Sintiendo y viendo cosas en los demás que el resto de las personas no eran conscientes. Qu creí estar volviendome loca. Tanta sobre estimulación de ruidos , olores , luces.Que el poder ver este articulo, leer estos comentarios me ha aliviado muchisimo.
    Muchisimas gracias por compartir sus conocimientos

    • Hola Parubema!

      Me alegro mucho de que este artículo te haya servido para comprenderte un poquito más. Somos muchos los que tenemos alta sensibilidad y debemos conocer muy bien cómo somos para precisamente eso, evitar creernos bichos raros, porque no lo somos. Somos normales.

      Un placer para mí compartir lo que esté en mi mano.

      Un abrazo.

  14. Un artículo genial. Me he sentido muy identificada y las estrategias dadas son fantásticas. Me ha calado mucho lo de las mudanzas, viajes, etc. Ya que yo llego a tal punto de estrés que hasta somatizo y acabo enferma, normalmente con infecciones de garganta de fiebre y antibióticos, y crisis de migraña de que no ayudan mucho a ‘calmarme’.
    De nuevo, muchas gracias.

    • Hola Verónica!

      Me alegro mucho de que te haya gustado el artículo. Te entiendo perfectamente, hubo una época de mi vida que me enfermaba prácticamente todas las semanas debido a la somatización del estrés al que estaba sometido en el trabajo. Menos mal que ya pude hacer los ajustes necesarios para equilibrar mi vida con el trabajo y vivir una vida más armoniosa y acorde a lo que realmente necesito.

      Así que bueno, aquí estamos aprendiendo siempre sobre nosotros mismos para vivir más plenamente nuestras vida.

      Gracias por dejar un comentario.

      Un abrazo.

  15. Me encantó el artículo, su enfoque y las,estrategias o consejos para ayudarnos a nosotros mismos en esos momentos un poco difíciles. Enhorabuena!!
    Cuando me llega la sobrestimulacion siento que quiero salir corriendo del lugar, deseo el silencio con todas mis ganas y me vuelvo irascible y mal humorada. Esto último porque me empeño en mantener la situación por los demás o por autoexigencia. Ahora he aprendido que respetarme es también respetar al otro, así que expreso mi sensación de no poder seguir y me disculpo.
    También he encontrado mi aliado en el midfullnes. Meditar me ofrece ese espacio de silencio, paz y conexión conmigo misma cuando lo necesito. He profundizado en mi inteligencia emocional y formado en coaching, después de descubrir mi rasgo aunque ya había decidido aceptarme antes de descubrirlo ( descubrir que soy altamente sensible aceleró un proceso de autoconocimiento y aceptación que me hubiera llevado años. Más de los que llevaba, pues mi vida consistía en una constante búsqueda). Descubrir que eres altamente sensible es el comienzo, es el marco desde el que comenzar el gran viaje hacia nuestro interior para sanarlo y vivir en conciencia de lo que somos. Por eso me gusta tu enfoque, porque nos alienta a continuar, a cuidarnos y a vivir conociendo lo que somos sin aislarnos del resto de personas. Cada vez que alguien me dice lo especial que soy me aleja de los demás, me aparta y me etiqueta como única y eso me entristece y tiende a incapacitarme. Aunque, como soy consciente de eso, integro el comentario como parte de mi rasgo, de como otros lo perciben y me sigo sintiendo parte de todos, de la sociedad y su diversidad.
    Cada uno vive el rasgo desde su persona y este es un pedacito pequeño de la mía. Gracias por este espacio en el que compartir. Un saludo!!

    • Hola Alejandra,

      Me encanta como has expresado lo de: “he aprendido que respetarme es también respetar al otro”. Es muy cierto y estoy completamente de acuerdo contigo.

      Y me da mucha alegría todo lo que me cuentas, que te hayas formado, que te conozcas, que trates de sentirte parte de todos aun cuando sepas que eres diferente… es genial!! Me abre el corazón y me pone contento.

      ¡Enhorabuena! Muchas gracias por compartir tu experiencia, es muy grata para todos.

      Un fuerte abrazo

  16. Muchas gracias David! Muy buen artículo. Me viene de perlas en estos momentos de estrés por exámenes y desamor…. Llevaré a la práctica tus consejos, a ver si me concentro 🙂

  17. Me encanto toda esa información bien explicada.
    Cuando estoy sobreestimulada,me empieza a doler. Mucho los hombros,me siento agobiada, no puedo consentrarme,para cobrar dar vueltos y atender y al mismo tiempo me hablan varios a la vez.quiero salir corriendo del trabajo,a mí casa y enserrarme en mi cuarto.

    • Gracias Zulma por tu comentario.

      Es duro a veces pasar por estos estados de sobre-estimulación, ¿verdad?

      Para mí el mejor remedio que he encontrado es la práctica de mindfulness, pero no solo cuando estoy sobre-estimulado sino procurando mantener ese estado de conciencia en la PAZ interior pese a lo pese y pase lo que pase el mayor tiempo posible. Esto evita la sobre-estimulación y te hace menos vulnerable a lo que pase a tu alrededor. De todas formas, tienes muchos consejos en el artículo. Intenta llevarlo a cabo y ya me contarás.

      Un fuerte abrazo.

Deja un comentario

 INFORMACIÓN PROTECCIÓN DE DATOS DE David G. Alcaraz  

Finalidades: Publicar su comentario en el blog de la página web. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: No están previstas cesiones de datos. Conservación: Mientras la publicación en el blog esté publicada en la página web. Derechos:  Puede retirar su consentimiento en cualquier momento, así como acceder, rectificar, suprimir sus datos y demás derechos en  info@davidgalcaraz.comInformación Adicional: Puede ampliar la información en el enlace de Avisos Legales.

 

Descarga el TEST gratuito y descubre si eres una persona altamente sensible (PAS)

 

Finalidades: Envío de nuestro boletín comercial y de comunicaciones informativas y publicitarias sobre nuestros productos o servicios que sean de su interés, incluso por medios electrónicos. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: No están previstas cesiones de datos. Derechos: Puede retirar su consentimiento en cualquier momento, así como acceder, rectificar, suprimir sus datos y demás derechos en info@davidgalcaraz.com. Información Adicional: Puede ampliar la información en el enlace de Política de Privacidad.

INFORMACIÓN PROTECCIÓN DE DATOS DE David G. Alcaraz

Test de Autoevaluación de Alta Sensibilidad

Escribe tus datos a continuación para enviarte el TEST:

Share This