4 pasos para favorecer que los demás comprendan tu alta sensibilidad

En este artículo pretendo darte algunos consejos prácticos que puedes emplear hoy mismo cuando percibes que los demás no comprenden tu alta sensibilidad. Así podrás mantener tu equilibrio mental y emocional cuando te relacionas con quien de verdad te importa.


 📌 No entiendo por qué lloras tanto.

📌 Te lo tomas todo a la tremenda.

📌 Siempre dándole vueltas a las cosas. Decídete ya.

📌 Eres demasiado perfeccionista con todo.

📌 De verdad, creo que te preocupas demasiado por cualquier tontería.

 

Si eres altamente sensible te sonarán estas frases, ¿verdad?

Cada vez que escuchamos frases de este estilo sentimos una molestia tremenda por dentro. Pero no es debido a la palabra en sí, porque las palabras no duelen, solo son sonidos.

Lo que realmente nos duele, como personas altamente sensibles que somos, es que estamos sintiendo en nuestras propias carnes la molestia que experimenta esa persona cuando no comprende nuestra sensibilidad.

En definitiva, percibimos en nosotros mismos que al actuar, sentir o pensar de forma diferente podemos generar tensión, malestar o un desequilibrio en el ánimo de la otra persona, debido a que no puede entender una conducta diferente a la suya.

Las personas altamente sensibles sentimos la molestia de los demás cuando no nos comprenden Clic para tuitear

 

El problema es que podemos interpretar el estado de confusión del otro como una señal de que no somos aceptados en ese momento. Y aparece en nosotros el sentimiento de rechazo. El cielo se nos viene encima.

Como PAS que somos intentamos darle una explicación a esto que está ocurriendo y en muchas ocasiones acabamos creyendo que nuestra sensibilidad es un problema para los demás y también para nosotros, ya que los demás pueden sentirse incómodos con nosotros y, como consecuencia, experimentamos rechazo. 😭

ERROR!!

Esto que acabo de describir suele ser la cadena de pensamientos más frecuente que hace que las personas altamente sensibles sintamos tanta insatisfacción a la hora de relacionarnos con los demás. En muchas ocasiones incluso se convierte en el motivo por el que evitamos relacionarnos y optamos por aislarnos del resto.

Pero todo esto se puede evitar si desde el momento en el que te estás relacionando tienes en cuenta algunos consejitos que vengo a darte.

¿Vamos a por ello?

GO!

 

1. Mantén la calma en todo momento

Sé que es un momento difícil y quieres hacerlo bien. Te gustaría poder expresar todo cuanto estás sintiendo. Sientes lo que es tuyo, lo que percibes empáticamente del otro y encima, tienes que añadirle la frustración de no sentirte comprendido.

Como mínimo, es un momento para estar concentrados y evitar hacer algo de lo que luego tengas que arrepentirte.

Así que antes de actuar, respira y vuelve a tu centro. Inténtalo una y otra vez hasta conseguir cierta tranquilidad. Hazte consciente de ti, del momento presente y de la otra persona que tienes enfrente, pero con cierto desapego. Es decir, mantén una distancia prudencial de todo cuando estás sintiendo.

Y continúa en este estado de conexión interna contigo mismo. Utiliza la respiración como un ancla que te otorga la estabilidad, la firmeza.

Si practicas mindfulness con frecuencia esto estará más que chupado para ti y será más fácil controlar tu discurso a partir de este momento.

2. Confirma lo que sientes acerca del otro

Gestión emocional de la alta sensibilidadNo basta con sentir al otro para tener las cosas claras de lo que está ocurriendo. Se dice muy fácil esto pero muchas veces no estamos sintiendo al otro sino que estamos mezclando sensaciones nuestras con las de los demás y fruto de este mix sacamos una conclusión precipitada.

Para que esto no ocurra es recomendable confirmar lo que estamos sintiendo del otro. A veces con solo mirarle los gestos de la cara ya puedes sacar conclusiones, pero hay que asegurarse.

En este sentido la comunicación no verbal es un gran aliado de la capacidad empática porque nos ayuda a confiar mucho más en nuestra empatía, en lo que sentimos acerca de los demás.

La empatía hay que trabajarla y conocerla en profundidad para poder discernir si lo que estamos sintiendo es nuestro o no lo es. Y para ello es importante hacer uso de la comunicación, tanto verbal como no verbal.

Te pongo un ejemplo:

Imagínate que has invitado a alguien a cenar a tu casa a alguien que te importa y le has preparado con todo tu cariño la comida. Por una parte tienes cierta inquietud porque tu deseo más profundo es que le guste tu comida para ganar puntos y poder dar un paso más en la relación. Vamos, pasar al segundo nivel…

Le observas y te vas sintiendo cada vez peor porque no te dice nada. Ni siquiera hace algún gesto que indique que tu cena está deliciosa, pero tampoco hay señal de que no le guste. Oh Dios, esto se complica… y tu deseando ser coronado como mister conquistador.

Pero le percibes su nerviosismo interno. De hecho, desde que se ha sentado está moviendo sus piernas con cierto vaivén, como si estuviese jugando a separar y juntar las rodillas. Eso confirma su nerviosismo.

Entonces llegas a la conclusión que de que no está a gusto, que ha venido por compromiso y que la cena ni le va ni le viene, porque al menos por cortesía podría haber dicho algo. Empiezas a sentirte mal y sentir que esta relación no va a dar frutos, que igual no eres lo suficientemente bueno para ella.

Y una vocecita interior comienza a decirte: “Es que siempre te pasa lo mismo. Te fijas en la persona equivocada. Sí, en la que no sabe valorar las cosas buenas que aportas ni valora los detalles que para ti son importantes. Eres un desastre…”

y bla bla bla vamos a hundirnos felizmente en nuestra desesperación.

STOP!!! ✋

Para!!

Era tan sencillo como preguntarle: ¿Te gusta la cena? Y ver su reacción. Solo eso.

Especular no te lleva a nada, aunque percibas y sientas, porque lo importante es lo que le esté pasando al otro y para saberlo hay que preguntar.

Imagínate por un momento que tu acompañante está preocupada porque ha pasado un mal día en el trabajo, solo eso. Y no puede mantener la atención como debería. Vamos, que se le va el pensamiento a otras cosas y ni siquiera está saboreando la comida.

Mientras tanto, puedes creer que estás sintiendo su inapetencia por estar contigo.

Pregunta para confirmar lo que tu empatía te muestra con tu alta sensibilidad Clic para tuitear

 

Como puedes ver, el protagonista de este ejemplo está mezclando sensaciones suyas con las del otro y encima está añadiendo pensamientos no reales que distorsionan la interpretación de la realidad.

Por una parte siente su propio nerviosismo porque la velada fue creada con mucho entusiasmo y con la idea de sorprender gratamente a la otra persona. La expectativa y la reacción de la otra persona activa su organismo a la espera de un halago por parte del otro. Es algo  normal y natural.

Por otra parte percibe que la otra persona está nerviosa y cree confirmarlo por su movimiento de piernas.

Y dime la verdad, por mucha empatía que tuviese nuestro protagonista. ¿Tiene datos suficientes como para llegar a la conclusión de que esta relación no tiene futuro?

Claro que NO!!!

Y es que una cosa es ser empático, otra saber nombrar las cosas por su nombre y otra saber cuál es realmente el origen de lo que siente la otra persona.

Este ejemplo tan sencillo de entender y tan práctico pone de manifiesto el trabajo pendiente de hacer un buen uso de la empatía para poder interpretar bien la realidad.

Cuando lo que sentimos es nuestro, es más sencillo de nombrar. Pero cuando tiene que ver con los demás, debemos sí o sí asegurarnos de qué se trata.

No es que siempre se tenga que hacer esto, pero en ocasiones es muy necesario preguntar para no salir perjudicados por realizar una valoración negativa de uno mismo.

Una cosa es sentir y otra muy diferente es ponerle nombre a lo que sentimos o inventar por qué se siente así Clic para tuitear

 

Es lo que ocurre en el tema que nos ocupa, cuando alguien no comprende nuestra sensibilidad.

Si alguien se siente mal porque no nos comprende o sencillamente le molesta nuestra reacción emocional, nuestro deber es hacerle entender que su actitud y forma de reaccionar depende exclusivamente de él y no tiene nada que ver con nosotros.

¿Por qué esto es importante?

Porque si el otro no nos comprende es su problema. Quizás no tenga la información suficiente acerca del rasgo; quizás ni siquiera le importe; o quizás no es un buen momento para pensar y aprender cosas nuevas sobre ti. Quién sabe…

En definitiva, todo esto forma parte de las características propias de esta persona y de su forma de ser, no de la tuya.

Es decir, su reacción habla de él, no de ti. 😮

Para conseguir que los demás puedan comprender tus reacciones, tus decisiones y forma de ser PAS, es importante que tengas muy claro lo que sientes acerca de ti y de los demás. Es muy importante desvincularte del otro para que puedas hacerte entender como bien necesitas.

Por eso, el primer paso es guardar la calma y mantener un estado de armonía, para no dejarte tambalear por las reacciones ajenas. Después de esto, lo importante es confirmar que lo que sientes es tuyo o quizás sea algo que le pertenece al otro.

Y por último, discernir si la confusión es tuya o de la otra persona, porque si no es tuya como mucho podrás ayudarle a entender, pero no tendrás que sufrir por sentirte responsable de ello. De esta forma te desvinculas y desapegas de las emociones ajenas.

3. Explica correctamente tu alta sensibilidad, sin miedos a las reacciones

Ya sabes que la otra persona como mínimo está confusa y quizás molesta porque actuamos de forma diferente a como ella lo haría. Pero no tiene nada que ver contigo sino con su manera de procesar la información y de entender lo que pasa a su alrededor. Pero eso no es asunto tuyo.

Lo que sí te interesa es hacerle saber que tú no eres el responsable de su malestar y que no tienes que cargar con la obligación de cambiar su estado de ánimo.

¿Cómo se consigue esto?

Desde la calma y con mucho amor hacia la otra persona, sobre todo con eso, con AMOR, y sin ánimo de ofender ni de juzgarle.

Sentir a la otra persona no te hace responsable de cambiarle su estado de ánimo Clic para tuitear

 

Imagínate que has quedado con un amigo al que hace mucho tiempo que no ves y te invita a tomarte una cerveza en el bar de la esquina. No te gustan los lugares repletos de gente y el ruido te molesta con bastante facilidad. Miras la hora y decides que igual es buena idea porque es temprano y no crees que el bar esté lleno. Además, piensas que con suerte ni siquiera habrán enchufado la música.

PAS disfrutando de su alta sensiblidadPero mientras os vais acercando al bar empiezas a oír sonidos proveniente del local. Un sudor frío recorre tu espalda cuando te das cuenta que dentro hay un grupo de hombres celebrando lo que sería la noche inolvidable de uno de ellos, la despedida de soltero.

Ay Dios mío, cuánto ruido, risas descontroladas, movimientos bruscos. Si solo son las 19h ¿cómo pueden estar borrachos?😵

El problema viene ahora, cuando le dices a tu amigo que no quieres entrar en el local porque te molesta el ruido. Y te dice:

De verdad ¿otra vez con lo mismo?, es que eres un quejica y no aguantas nada. Menos mal que nos vemos poco porque contigo no podría salir nunca de marcha… Te hubiera venido bien hacer el servicio militar para quitarte todas esas tonterías. (Nota: esto me lo dijeron realmente una vez a mí, es verídico)

Te quedas helado. Después de tanto tiempo sin veros y te dice todo esto, así sin más. Y si ve que pones mala cara te dice: “Es broma”.

¡Y una leche es broma! Estás que ardes por dentro…

Ahora podrías hacer muchas cosas y reaccionar de distintas maneras en función de cómo gestiones tus emociones y la sensación de rechazo que percibes del otro hacia ti.

Lo ideal sería que siguieras los pasos anteriores manteniendo la calma y comprendiendo que el problema no es tuyo, es del otro. Igualmente que supieses diferenciar tus emociones de las de él.

Si haces esto observarás que sientes cierta frustración proveniente de él porque no te comprende. Él está acostumbrado a celebrar los reencuentros de una forma concreta y, si no lo puede celebrar de esa forma, igual no lo va disfrutar tanto. Eso le genera molestias internas que luego tu percibes.

Pero como estás tranquilo y conectado, con un estado de equilibrio mental y emocional, puedes discernir lo que le está pasando. Como le aprecias y respetas mucho optas por explicarle lo que ocurre, pero de una forma que te voy a mostrar ahora.

No empieces a hablarle de él ni de sus reacciones. Habla desde ti, de lo que sientes y de que eres altamente sensible.

Deja que él mismo vaya encajando y adaptando la información a lo que conoce acerca de tu personalidad.

Frases el tipo:

¿Sabes que es la alta sensibilidad? Pues yo soy altamente sensible.

Las investigaciones científicas dicen que por ser altamente sensible mi cerebro reacciona de forma diferente a como lo hace la mayoría de las personas. Es muy curioso, ¿te interesa el tema?

¿Sabes que por eso me puedo saturar fácilmente con los ruidos y con tanta estimulación? Sí, no es que sea un quejica, es que mi sistema nervioso está preparado para trabajar en otro ambiente. Quiero decir con esto que puedo sentirme muy mal si vamos a ese sitio y estoy seguro de que no quieres eso para mí, porque me aprecias, ¿verdad?

Como ya sabes que no quiero entrar en el bar, ¿sabrías si hay algún otro sitio donde podamos seguir disfrutando los dos? Es que sé que allí no podré prestarte toda mi atención. ¿Qué te parece si vamos a este otro lugar…?

O si está muy molesto también puedes ir más al grano y ayudarle a tomar consciencia de su mala reacción y su falta de respeto, pero sin faltarle ni juzgarle:

Disculpa un momento, para que yo te entienda mejor porque me estoy poniendo triste, ¿me estás diciendo que te molesta que elija otra opción?

Podemos ser amigos aunque opine de forma diferente, ¿verdad?

¿Hay algo que pueda hacer por ti para que te sientas mejor después de lo que te dicho?

¿Hay algo que necesites saber para que te quedes tranquilo?

¿Quieres conocer algo más sobre la alta sensibilidad para que no te pille más por sorpresa?

 Como puedes ver, son preguntas que invitan a la reflexión y a un diálogo interno para que la persona que no te comprende empiece a cuestionarse sus actos respecto a ti.

Son propuestas de cambio de pensar. Siempre con preguntas. Las preguntas invitan a cuestionarse cosas y a cambiar estados internos.

En este caso, debe de ampliar su comprensión hacia ti, hacia el rasgo de la alta sensibilidad, pero necesita de tu ayuda para conseguirlo. Es por eso que preguntas simples pueden favorecer que cualquier persona cambie la forma en la que se relacione contigo.

Hacer preguntas a los demás pueden ayudarte a que cambien la forma en que se relacionan contigo Clic para tuitear

 

Claro está, hay que estudiar cada caso y en función del carácter de cada persona podrá funcionar o no. Como dije antes y llevándolo al extremo: igual es que ni siquiera quiere saber de ti, seas o no seas PAS. Pero incluso en este caso el problema seguiría siendo suyo, no tuyo.

4. Quédate tranquilo por ser altamente sensible

Y te quedas en PAZ porque has ayudado a alguien a conocer tu rasgo de alta sensibilidad, porque no te has dejado llevar por la sensación de rechazo debido a que no te comprendan a la primera, porque has sabido mantenerte en tu sitio y sobretodo porque te has mantenido firme, haciendo honor a lo que eres, sin tambalearte.

Es un momento para estar orgulloso de ti mismo, porque no solo te has hecho respetar sino que has ayudado a que más gente pase de actuar en piloto automático sin pararse a pensar que todos somos diferentes, que no tenemos que hacer las mismas cosas ni opinar de la misma forma.

Quédate tranquilo simplemente porque no hay motivos para perder tu equilibrio personal, sobre todo cuando alguien se muestra tenso ante tu forma de vivir tu vida.

Haz honor a tu rasgo. La naturaleza te dotó de la alta sensibilidad porque es necesario para este mundo. 🙏

Demuéstrale a la vida que ser PAS es un regalo, demuéstrale al mundo que no estás solo, que somos muchos y que es necesario darlo a conocer.

Refuerza este sentimiento de estar alineado con tu naturaleza sensible. Y recuerda esta sensación de que lo estás haciendo bien, porque potenciar la integración de tu rasgo altamente sensible ya es una señal de hacerlo muy bien.

Estos pasos aumentarán mucho tu autoestima y harán que te sientas muy bien contigo mismo y con los demás. Empezarás a notar que encajas en este mundo. Estarás mostrando a los demás que tú también tienes tu sitio.


Ahora te toca a ti.

¿Cómo reaccionas cuando no comprenden tu alta sensibilidad?

¿Estás rodeado de personas que te aceptan tu lado más sensible?

¿Empleas alguna otra técnica para conseguir que los demás te comprendan?

Déjame tu respuesta en los comentarios y así podremos aprender todos de todos.

Si te ha gustado este artículo ya sabes que puedes compartirlo. siempre habrá alguien a quien pueda servirle.

¡Mil gracias! 😅

 

INTELIGENCIA EMOCIONAL

PARA GESTIONAR TU ALTA SENSIBILIDAD?

David te invita a coaching

¿ QUIERES DESARROLLAR TU

Déjame ayudarte a conseguirlo

15 comentarios en “4 pasos para favorecer que los demás comprendan tu alta sensibilidad”

  1. Se que me entenderán solo quiero dar gracias porq me acabo de dar cuenta de mi alta sensibilidad no puedo expresarme en este momento por lo mismo en este momento mi deseo fue leer algo que hablara a mi vida y ni recuerdo lo que escribí y apareció esta información muy valiosa para mi vida,Gracias a Dios por usted existir e informarnos

  2. Solo a una persona le he explicado un poco lo de pas, se ha reído y me ha dicho que no es para tanto, son tonterías mías y con lo mayor que soy ya debería no dar importancia a ciertas cosas. Me he sentido no escuchada claro, y sin ni Guns ánimo de volver a explicarle a nadie, tengo un cierto pudor y que me tomen por loca. Muy buen artículo, gracias por compartir.

    • Hola Ana, lamento profundamente la situación que has vivido, pero es solo una experiencia con una persona, no todas las personas reaccionan de esa manera. De hecho, esa persona que te ha hablado así desconoce que es un rasgo de personalidad y que actualmente hay muchos estudios que lo avalan. Es decir, su respuesta habla de sí mismo y de que no le importa conocer la verdad. No tiene nada que ver contigo.

      De todas formas, solo se trata de un aspecto mas de la comunicación. Según cómo se exprese y a quién se dirija vamos a recibir diferentes respuestas, porque todas las personas tienen intereses diferente y distintas formas de ver la vida.

      Es legítimo que alguien no reaccione bien, pero eso no quita que tenga razón o que nos lo tengamos que tomar como algo personal. Si lo miras fríamente, en realidad es que no ha querido entenderlo. Es su posición, no la tuya.

      Yo te recomiendo mucha prudencia antes de comentarlo, elegir bien a quién comentárselo si es que realmente quieres hacerlo o si es tu necesidad, pero infórmate muy bien acerca del rasgo para hablar con argumentos sólidos y demuestra que no es una moda ni algo pasajero, es una realidad en la comunidad científica.

      Espero que esto te ayude un poco. Ya me contarás.

      Un abrazo

  3. Me pasa. A veces creo que es más allá de lo sensorial. Capto detalles que para otros son “alucinaciones” o imaginación, creo. No hay nada de eso, sólo observo y saco conclusiones y muchas veces el tiempo me da la razón. Cuando doy un consejo, de acuerdo a lo que capté, y no lo siguen, depués veo las consecuencias y desgraciadamente el tiempo me da la razón. A veces me duele porque hay gente que tira a la borda su felicidad por no hacer las cosas con prudencia.
    Gracias por el artículo.
    Me encanto,
    Erandi.
    También a mi me gusta aislarme en las fiestas.

    • Hola Erandi,

      Muchas gracias por tu comentario y me alegro de que te haya gustado.

      Ciertamente a veces duele ver más allá porque comprendes y ves cómo los demás sufren de “forma gratuita” con lo fácil que sería evitar tanto sufrimiento. Ahí tenemos que hacer un gran trabajo de respeto si no nos piden ayuda, es uno de las grandes virtudes del amor incondicional, el respeto.

      Un fuerte abrazo y gracias de nuevo.

  4. Fabuloso artículo, a mí los ruidos ambientales me impiden concentrarme, y me producen dolor de cabeza!! y estamos tan rodeados de ruidos molestos y persistentes….; yo a veces intento ignorarlos con música.
    Y una de mis frases favoritas es “Haz la felicidad de los que te rodean y harás la tuya”.
    Gracias
    Marisa

    • Hola Marisa,

      Me alegro de que te haya gustado el artículo. Los ruidos… una de las grandes batallas que tenemos las PAS en esta sociedad tan escandalosa. Buena opción la que planteas, ponerse música para que la atención se desvíe a algo que te gusta. Tú sí que sabes.

      Un fuerte abrazo y gracias por dejar tu comentario.

  5. Hola David:
    Hace apenas unas pocas horas que he “descubierto” este rasgo llamado PAS…, y que ahora se que poseo…,y al hacerlo, realmente se ha encendido una LUZ” en mi vida…. Siempre me he sentido diferente”, casi desde que tengo uso de razón.., y como la mayoría dice: “un bicho raro”… Pero ahora comprendo, POR FIN, lo que soy, y porqué soy así.
    Saber esto y poder ponerle un nombre, hace que me sienta un poco Liberada”… Ahora tengo las herramientas necesarias para poder trabajar en mi Yo interior, y poder conseguir que mi cabeza deje de ser “una lavadora” en constante movimiento, como digo yo… Jeje, y poder poner mi mente en Pausa”…, poder relajarme, comprenderme, y conseguir esa PAZ interior que tanto necesito y busco…!!
    Muchas veces me he sentido incomprendida a lo largo de mi vida, eso siempre me ha dolido, me ha puesto triste, y la autoestima por los suelos…, como si yo no “encajara” en esta sociedad… Pero por otro lado, también me he sentido “Especial, porque ante todo, siempre he visto el mundo a través de el prisma de el Amor, siempre he creído y creo, que hemos venido a este mundo para Amar, para ayudar a quienes nos necesitan…, y que ÉSTE debería ser el motor del mundo…. Esa ha sido siempre mi creencia, así me educaron,y agradezco mucho esos Valores que me inculcaron!!
    Sinceramente, el desconocimiento de este Rasgo que poseo, como imagino que le ocurre al resto de personas con PAS, y no haber sabido gestionarlo, me ha hecho llegar a un límite, en el que había perdido la esperanza de poder vivir una vida tranquila y en Paz…, incluso pensar en “desaparecer de este mundo que ya no me podía ofrecer NADA …., a pesar de albergar siempre en mi, la Esperanza…
    Pero ahora sé, que hay un nuevo camino… que no soy la única persona a quien le ocurre ésto, que tengo la oportunidad de conocerme mejor, de trabajar conmigo misma, de gestionar esas emociones, de poder VIVIR con PLENITUD, y de AMAR lo que soy y quien soy…. que mi Gran Sensibilidad es un Don, y no un defecto…!!!
    ….porque, si un@ está bien consigo mismo, puedes Dar mucho más a los demás….
    Ahora sé, que formo parte de ese 20% de personas con este Rasgo, este Don que puede ser Maravilloso si se sabe encauzar bien…. y que este mundo necesita mas personas SENSIBLES….!!
    ¡¡MIL GRACIAS POR DIFUNDIR ESTO, y Ayudarnos a Comprender lo que nos ocurre a las personas con PAS…!!!
    Saludos cordiales!!

    • Hola Rosa María,

      Muchas gracias por tus palabras. Me motivan y emocionan a la vez.

      ¡¡Bienvenida al mundo PAS!!

      Ese despertar que has tenido es muy común y suele ocurrir de ese modo en muchas personas altamente sensibles.

      Me alegro de que te haya llegado este momento de reconciliación con tu alta sensibilidad y en el que destierras definitivamente de tu vida el hecho de creer tener un defecto simplemente porque eres diferente.

      Mi más sincera enhorabuena y te deseo un buen comienzo de nueva etapa.

      Un fuerte abrazo

  6. Hola, Rosa, soy María del Mar. A mí me pasa igual, me encuentro con frecuencia buscando excusas para darme descansos cuando estoy con personas cuya conversación me aburre. Aguanto un rato fingiendo que me interesa, por educación y respeto, pero llega un momento que ya no puedo más…hasta puede que me salga un bostezo…y encuentro rapidamente la manera de irme o estar en otro sitio. Es especialmente soporifero para mi cuando es un grupo de chicas y se ponen a hablar de pelo, uñas, ropa, estilos, maquillaje, etc…si ademas su estilo es diferente al mio, mas dificil aun. Asi que, al rato, con discrecion me traslado…Esto me pasa frecuentemente en las reuniones familiares con mi familia politica. Durante años, le he comentado a mi marido lo muchisimo que me aburro y desespero cuando las “chicas” se ponen a hablar de “sus cosas” y esperan que yo participe y me resulte tan interesante y estimulante como a ellas. Como ya sé de qué va y ahora ya entiendo por qué me pasa esto, lo encajo con naturalidad y filosofía y, pasados unos minutos, me levanto y me uno a los “chicos”, cuya conversacion me suele interesar un poco màs, en general. Antes me sentía rara. Ya no, ahora me entiendo y respeto y hasta me gusta sentirme distinta, especial. Ojalá compartir esto contigo te aporte ;)) Gracias David, por tu comentario. Me siento totalmente identificada con lo que dice Rosa y con lo que le respondes tú 🙂

    • Gracias María del Mar,

      Es un placer oír tu experiencia y te agradezco enormemente que la hayas compartido porque seguro que le aporta mucho valor a todos lo que la oigan.

      Es genial que haya personas como tú que ya han integrado el rasgo hasta el punto de sentirse bien aun cuando te muestres diferente. ¡Me encanta!

      Un fuerte abrazo.

  7. ¡Hola David!

    Cuando no comprenden mi nivel de sensibilidad me siento un bicho raro, diferente a los demás y me protejo en mi caparazón, en mi soledad. Cuando estoy solo me siento aliviado pero a veces necesito estar con la gente que me produce incomodidad. La gente me asusta.

    Creo que sí estoy rodeado de gente que me respeta pero no se quiere hablrar de esto y yo tampoco estoy muy animado, es más fácil como si todo estiviera correcto.

    Siento que yo soy el problema y los demás están bien. Lo que sí hago es meditar.

    ¡Gracias David!
    Al leer esta publicación me ha abierto los ojos, me he visto ante un espejo en elcual aparecía yo.

    • Hola Aitor,

      El problema no está en ti y ni mucho menos eres el problema. Si alguien no entiende algo ya tiene un problema de comprensión y por eso sufre. Si los demás no te entienden ya tienen un problema: querer encajar algo que no comprende. Puede ser por desconocimiento, o puede ser porque le cuesta trabajo entender (o más bien aceptar), en cualquier caso tú no eres el problema. Por favor, grábatelo a fuego en tu mente.

      Es normal que tengas necesidad de estar con los demás y ademas querer estar solo. Es muy normal, de hecho, hay que procurar no aislarse cuando se hace por miedo o por inseguridad. Es bueno buscar la soledad cuando uno lo desea realmente y lo ve como saludable, pero no como huida o mecanismo de evitación. Para ello lo mejor es que gestiones bien tus relaciones y te expongas a ellas en función de como te encuentres. Si ya te conoces y sabes más o menos cómo son los demás, pues simplemente eliges en función del momento en el que te encuentres, solo eso. De esta forma te aseguras que tus actos estarán controlados y estarás expuesto a determinadas personas bajo tu control, sabiendo lo que hay, con conciencia.

      Y sigue meditando, te ayudará muchísimo a encontrar tu equilibrio mental y emocional, por supuesto también a nivel espiritual. Esto te otorgará mayor estabilidad personal y contribuirá a tener mayor autoestima a la hora de hacerte entender por los demás.

      Un fuerte abrazo Aitor y gracias por tu comentario.

  8. Hola David
    ¨ En muchas ocasiones incluso se convierte en el motivo por el que evitamos relacionarnos y optamos por aislarnos del resto… ¨
    Esta es una de las frases que dices que mas me llama la atención porque me pasa muy a menudo.
    Ademas se acompaña de cierta frustración no solo por saber que los demás no entienden mi estado emocional sino también porque las conversaciones de la mayoría de las personas me resultan aburridas, no me gusta ser el centro de atención, pero en las relaciones con los demás me satisface mas tener la iniciativa para ver si las personas de mi entorno tiene los mismos intereses que yo.
    En definitiva, no encuentro personas con una conversación interesante y que atraiga mi atención.
    Mi duda es, si esto tiene relación con ser PAS o no.
    Me gustan mucho tus artículos. Gracias

    • Hola Rosa, bienvenida.

      Te diría en principio que sí tiene que ver con ser PAS. Debido a nuestro sistema neurológico, las personas altamente sensibles solemos profundizar en todo lo que pasa por nuestra pantalla mental. Todo lo que vemos, oímos… todo lo intentamos encajar y darle un sentido práctico, una dirección concreta. Esta dirección u objetivo a veces nos empuja a nosotros y ni siquiera sabemos porqué lo hacemos, pero ocurre así, hay algo que nos empuja buscar lo que encaja, lo verdadero, lo real. Esto realiza en la mayoría de los casos de forma inconsciente y la persona en cuestión se percata que piensa mucho pero no sabe para qué o por qué lo hace.

      En cualquier caso, esto hace que las conversaciones superficiales y triviales no nos llamen tanto la atención, y de forma natural sintamos el impulso de alejarnos de aquello (o aquellos) que nos hace perder el tiempo o que no es interesante para nosotros. En otros ocasiones nos vemos empujado a movilizar un poco a los demás (como haces tú teniendo la iniciativa) para sentirnos más a gusto con el contacto en nuestras relaciones.

      Así que sin conocer tu caso en profundidad y por lo que me comentas te diría que sí, que tu forma de actuar en este sentido es muy compatible con el rasgo de personalidad PAS.

      Me alegro mucho de que te haya gustado el artículo y gracias por dejar tu comentario. Un placer tenerte por aquí.

      Un fuerte abrazo!!

Deja un comentario

 INFORMACIÓN PROTECCIÓN DE DATOS DE David G. Alcaraz  

Finalidades: Publicar su comentario en el blog de la página web. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: No están previstas cesiones de datos. Conservación: Mientras la publicación en el blog esté publicada en la página web. Derechos:  Puede retirar su consentimiento en cualquier momento, así como acceder, rectificar, suprimir sus datos y demás derechos en  info@davidgalcaraz.comInformación Adicional: Puede ampliar la información en el enlace de Avisos Legales.

 

Dime a dónde te mando el acceso a la  Masterclass gratuita 

 

Finalidades: Envío de nuestro boletín comercial y de comunicaciones informativas y publicitarias sobre nuestros productos o servicios que sean de su interés, incluso por medios electrónicos. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: No están previstas cesiones de datos. Derechos: Puede retirar su consentimiento en cualquier momento, así como acceder, rectificar, suprimir sus datos y demás derechos en info@davidgalcaraz.com. Información Adicional: Puede ampliar la información en el enlace de Política de Privacidad.

INFORMACIÓN PROTECCIÓN DE DATOS DE David G. Alcaraz

Personas altamente sensibles

¡No te olvides de tu regalo!

Descarga el TEST gratuito y descubre si eres una persona altamente sensible (PAS)

 

Finalidades: Envío de nuestro boletín comercial y de comunicaciones informativas y publicitarias sobre nuestros productos o servicios que sean de su interés, incluso por medios electrónicos. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: No están previstas cesiones de datos. Derechos: Puede retirar su consentimiento en cualquier momento, así como acceder, rectificar, suprimir sus datos y demás derechos en info@davidgalcaraz.com. Información Adicional: Puede ampliar la información en el enlace de Política de Privacidad.

INFORMACIÓN PROTECCIÓN DE DATOS DE David G. Alcaraz

Test de Autoevaluación de Alta Sensibilidad

Escribe tus datos a continuación para enviarte el TEST:

Share This