Cómo practicar mindfulness cuando eres altamente sensible

Este artículo es un post de invitado realizado por Yaiza Leal, de yaizaleal.com


¿Te saturan la información y las emociones?

¿Te cuesta decidir por ti mismo?

Entiendo el caos que implica sentir más de lo normal. Pero debo decirte algo, este caos puede despejarse para siempre. 😉

Déjame contarte cómo.

 

1. ¿Qué es el mindfulness?

El mindfulness es una técnica de meditación que te ayuda a vivir plenamente el presente.

Parte de su funcionamiento consiste en ir deshaciendo esos nudos de tensión que vamos acumulando en distintos momentos de nuestra vida sin apenas darnos cuenta.

Y no solo eso, sino que también te ayuda a prevenirlos, ya que si vives más intensamente el presente y sabes relajarte en el preciso momento, evitas desde ya pasarlo mal.

De hecho, a pesar que el mindfulness se usa mucho en el ámbito de la salud, la educación y los negocios, su objetivo final es lo que los budistas llaman la purificación de la mente.

Esto consistiría en un estado en el que la mente se libera de los condicionamientos que ha recibido a través de experiencias, aprendizajes y herencias, dejándote paso a ser más tú mismo.

La práctica de mindfulness tiene el objetivo de deshacer los nudos de tensión que vamos acumulando en distintos momentos de nuestra vida sin apenas darnos cuenta Clic para tuitear

 

2. ¿Cuáles son los beneficios de practicar mindfulness regularmente?

El mindfulness tiene beneficios incluso la primera vez que practicas tan solo 10 minutos.

En seguida el ritmo de tu respiración mejora y con ello la oxigenación celular de tu cuerpo, por lo que se promueve su buen funcionamiento.

Automáticamente también te sientes mejor. Tus emociones se regulan.

Y como por arte de magia, tus pensamientos se van calmando y te sientes más en paz.

Sin embargo, si tan solo practicas 10 minutos un día esporádico, es difícil que se mantengan los beneficios.

Si te pones crema anti-arrugas una sola vez, ¿te va a servir para que no te salgan arrugas en los próximos 2 años?

Desde luego que no. 😆

En cambio, si te pones crema cada día por la mañana, te das un masaje facial, te maquillas con productos ecológicos, y por la noche te limpias bien y te pones crema de nuevo acompañándolo de otro masaje,

¿crees que el aspecto de tu piel, y tus expresiones faciales van a mejorar?

Estoy convencida que sí.

Para mí la belleza exterior y la interior van de la mano. Por lo que considero que es tan importante cuidar tu cuerpo como tu mente con varias rutinas en tu día a día.

A nivel físico, ya está más aceptado socialmente que es importante tener una buena higiene, practicar deporte, comer y descansar bien.

Hoy día, poco a poco, la gente está comprendiendo que es igual o más importante aprender a gestionar las emociones y pensamientos.

Si haces la prueba de estar practicando mindfulness más de 21 días seguidos dos veces al día, comprobarás que…

  • Aumenta tu sistema inmunitario. Estarás más protegida ante refriados y otras dolencias.
  • Aumenta tu flexibilidad cardíaca. Esto ayuda a tu cuerpo y tu mente a adaptarse más rápido a situaciones nuevas. Como por ejemplo, pasar de frío a calor. O de tener a no tener trabajo.
  • Potencia los vínculos con tus seres queridos. Meditar te ayuda a relacionarte más efectivamente con los demás, sobre todo porque te ayuda a delimitar mejor qué es responsabilidad de los otros y cuál es la tuya.
  • Elimina el estrés y la ansiedad. Es incompatible meditar y tener ansiedad. Si respiras adecuadamente y coges el control de la situación, siempre sabrás cómo afrontarla del mejor modo posible.

De todas formas, si en algunas situaciones de tu vida se manifiestan síntomas de ansiedad es conveniente que también revises tu mentalidad. Para ello es necesario que comprendas previamente el verdadero motivo por el que tienes ansiedad.

Esta es la punta del iceberg. Hace muchos años apenas había investigaciones sobre los beneficios del mindfulness.

No era algo que se conociera tanto en países occidentales. Y en Asia, simplemente se meditaba sin necesidad de hacer estudios científicos. Más  bien con la necesidad de experimentar y conocer la verdad por ellos mismos.

3. Cómo el mindfulness te ayuda a gestionar mejor la sensibilidad

Tal vez no tengas claro si eres o no una persona altamente sensible. Para ello te recomiendo hacer tu introspección ayudándote de los criterios que David comenta en ¿Realmente soy una persona altamente sensible (PAS)? ¿Y si no lo soy?

Sea como sea, el mindfulness ante todo es una gran vía de autoconocimiento, donde sobretodo trabajas mediante la auto-observación pura y dura.

Esta sencilla pero potente técnica te permite descubrir mejor cómo eres con una mirada de aceptación.

Es por ello, que te hace ser más consciente, no solo de tu manera particular de sentir las cosas, sino también de cómo gestionarla del mejor modo posible.

En el transcurso de esta auto-observación verás como a veces te quedas fijada en una situación o detalle y en el momento empezaste a preocuparte.

Pero también, cómo dejarlo pasar al mismo ritmo que tu respiración sale para archivarlo como una experiencia educativa más.

Por lo tanto, te va a ayudar a utilizar mejor tu fuerza interior. Y no porque construyas un muro de hielo, sino porque dejarás de hacerte las cosas tan personales.

El mindfulness te ayuda a ser más consciente de tu manera particular de sentir las cosas, así de cómo gestionarla del mejor modo posible. Clic para tuitear

 

El mindfulness te ayuda a ver las cosas con más perspectiva. Y como sabrás, es más fácil opinar de la vida de los demás que la de uno mismo, ¿verdad?

Pues esta es la gran capacidad que te regala el mindfulness, ser capaz de verte a ti misma con tus ojos, y como con los de un águila.

4. Empieza ahora a practicar mindfulness conmigo

Bien, creo que no hace falta hablar de más razones para empezar a introducir el mindfulness en tu vida.

Para ello, si nunca has hecho nada o solo en alguna ocasión puntual, te recomiendo el siguiente ejercicio:

Paso 1. Marca tu rutina mindfulness

Marca en tu rutina un espacio para realizar tu práctica. 20 minutos para empezar está bien.

Así que márcalo en tu agenda. Pon la alarma en tú móvil y decide en qué lugar vas a practicar.

También será conveniente que informes a las personas cercanas que vas a practicar, sobre todo si convives con alguien. Así habrá menos distracciones.

En el caso que tengas hijos, o pareja, tal vez puede ser interesante que hagas el ejercicio con ellos.

Si no, simplemente que se acostumbren a verte a ti relajada y de buen humor. Esto ya será una referencia muy positiva para ellos.

Piensa que este es el paso más difícil; llevarlo a cabo y coger un buen hábito. Así que no lo des por su puesto.

Paso 2. Mantén una postura cómoda

Bien, ya has hecho lo más difícil, hacerle un hueco en tu agenda.

Este paso es muy importante porque simboliza que te estás empezando a priorizar. Que empiezas a darle más importancia a tu calidad de vida. Y créeme, ¡es de las mejores cosas que puedes hacer!

Ahora es importante que tomes una postura cómoda, con la espalda recta.

No me importa que tengas las piernas cruzadas o estiradas. Tampoco si te sientas en una silla. Pero sí que tengas la espalda recta. Te ayudará a estar más despierta y a elevar tu energía.

Así que asegúrate de encontrar una postura en la que puedas estar inmóvil unos minutos. Pon la alarma del rato que estarás meditando y cierra los ojos.

Paso 3. Observa tu respiración

Empieza echándole un vistazo a tu cuerpo. Fíjate si está tenso o relajado.

También en sí hay muchos pensamientos o pocos. Así como de qué tipo son: negativos, positivos o neutros.

Poco a poco observa tu respiración natural. Para hacerlo, puedes fijarte en la pequeña zona entre tu nariz y tu labio superior.

Una vez que hayas conectado contigo, empieza la siguiente serie de respiraciones profundas:

  • 5 respiraciones profundas solo con la barriga.
  • 5 con costillas (expandiéndote hacía derecha e izquierda).
  • 5 con pecho (notando la sensación de elevarte).
  • 25 con las tres partes empezando por tu barriga y subiendo hasta el pecho.

La última respiración es la que se conoce como integral, y es la que te ayuda a respirar adecuadamente con toda tú capacidad torácica.

De hecho, incluso sería interesante que cuando vayas por la vida con los ojos abiertos también respiraras con estas tres partes.

Sé que puede ser un lío empezar a meditar sola, por ello te he preparado un post en el que encontrarás un vídeo y un podcast con la meditación guiada.

Puedes acceder en ¿Conoces el mindfulness? Definición y guía imprescindible.

Paso 4. Procesa y agradece el resultado de tu práctica

Una vez terminadas las respiraciones, quédate unos instantes observando qué tal le sienta la práctica al cuerpo y a tu mente.

Da las gracias a todo lo que se te ocurra: al día, a la práctica, a todas las personas que están aportando algo positivo en tu vida, y toda una lista infinita que se me ocurre.

Por supuesto, recuerda incluir un agradecimiento a tu sensibilidad, como no.

5. Cómo utilizar el mindfulness si eres una persona altamente sensible

Pienso que a todas las personas les sienta bien practicar mindfulness.

Que a todos nos ayuda a ser más auténticos, a sentirnos más seguros y a sacar la mejor parte que llevamos con nosotros.

Sin embargo, en el caso de alta sensibilidad, creo que aún es más importante para salvarte de la sobre-estimulación que eres capaz de sentir a lo largo de un día.

De hecho, aquí en su propia web, David, experto en Personas Altamente Sensibles,  explica cómo la meditación ha sido un recurso clave en su vida para gestionar adecuadamente su alta sensibilidad.

Pero muchas personas tan solo se acuerdan de respirar cuando están nerviosas y eso puede que no les dé frutos en ese momento. Por eso creo que es más conveniente practicar mindfulness diariamente y así estar preparado para afrontar situaciones de estrés.

Si asientas una buena base, con dos momentos al día sagrados para ti, sabrás que pase lo que pase ese día vas a acabar estando en paz.

De este modo tu cerebro también se acostumbra a estar relajado y a digerir toda esa información y emociones densas.

Si en algún momento sientes que empiezas a saturarte, te duele la cabeza o el estómago, practica. No importa en qué momento o situación estés. Busca la oportunidad.

Si hace falta puedes retirarte al lavabo, al coche o parar en un parque. Piensa que vas a sentirte mucho mejor, más centrada y fuerte si antes tomas el control de tu respiración.

Respirar es un pequeño arte que te hace muy grande. Clic para tuitear

 

Respirar junto otras técnicas que puedes sumar como las que puedes encontrar en Personas altamente aensibles (PAS). Qué es la sobre-estimulación y cómo evitarla o atenuarla, te ayudarán a llevarlo de primera.

Realmente deseo que esta técnica te ayude a disfrutar de tu alta sensibilidad y de este camino de autoconocimiento que estás realizando.

Si tienes cualquier duda sobre la práctica, o ya llevas un tiempo meditando y quieres compartir tu experiencia me encantaría conocer tu historia en los comentarios.

Recuerda que es muy importante aprender unos de otros, y con tu pregunta o experiencia, puedes inspirar a muchas personas a vivir mejor su alta sensibilidad.

¡Un abrazo! 😀


Foto de Yaiza para guest post

Acerca de la autora de este artículo: “Yaiza Leal”

Psicóloga clínica y fundadora del Instituto Yaiza Leal. Ayudo a personas a conocer mejor su mente para vivir una vida equilibrada y plena. Pero sobretodo, a que superes tus límites y expandas tu potencial.

¿Dominas tu mente o ella a ti? Empieza a dominarla cuidando tu autoestima con mi curso gratuito en yaizaleal.com

 

 

INTELIGENCIA EMOCIONAL

PARA GESTIONAR TU ALTA SENSIBILIDAD?

David te invita a coaching

¿ QUIERES DESARROLLAR TU

Déjame ayudarte a conseguirlo

10 comentarios en “Cómo practicar mindfulness cuando eres altamente sensible

  1. Me alegro mucho Teresita y Juan de que os guste y os ayude a sentiros un poquito mejor.

    En realidad la clave de esta técnica es la constancia. No solo de la práctica, si no de escucharnos atentamente en cada momento de nuestra vida. Las sensaciones son nuestra mejor brújula.

    Muchas gracias David por abrirme las puertas a tu blog y el gran trabajo que estás haciendo, es un placer colaborar con grandes profesionales como tú.

    ¡Un abrazo!

  2. Totalmente de acuerdo!
    Llevo practicando mindfulness mas de un año y ya no tomo ansioliticos ni somniferos., los cuales los deje al poco tiempo de empezar la practica formal diaria de 20minutos. Y los antidepresivos, mi medico ha ido retirandomelos poco a poco y hace 1 mes que tampoco tomo. Me lo recomendaban y no me lo creia pero es asi!!!! Probadlo ya!!

    • Hola Maria Cruz!!

      Qué mensaje tan motivador e inspirador. Ojalá que tu experiencia sirva para que más personas se interesen por esta práctica tan beneficiosa para nuestro cuerpo y nuestra mente.

      Muchísimas gracias por tu comentario y ¡a practicar!!

      Un fuerte abrazo!!

  3. Hola!! empecé a interesarme por Mindfulness antes de descubrir la alta sensibilidad, necesitaba algún método para poder parar la sensación de saturación , especialmente mental que sentía y me ha ayudado muchísimo en este aspecto. Creo de todas formas, que las personas con alta sensibilidad tenemos que ser muy constantes en la práctica para notar los resultados y aprovechar o ser conscientes de las situaciones en las que de una forma natural lo practicamos, por ejemplo cuando contemplamos o nos involucramos en una actividad que nos gusta.

    • Hola Isabel,

      Estoy completamente de acuerdo contigo: la constancia es muy importante para establecernos en un estado de calma interior que llegue a la larga a ser permanente en nuestras vidas, seas o no seas PAS.

      Y como bien dices, qué mejor manera que empezar practicando mindfulness que en aquellas actividades que más nos gusta. Así será más fácil mantener el hábito y ver más rápidamente los resultados de esta práctica.

      A mí me gusta mucho practicarla cuando hago deporte. Ser consciente de mi cuerpo en el movimiento me mantiene muy anclado al presente, y me encanta!!!

      Muchas gracias Isabel por tu comentario.

      Un fuerte abrazo.

  4. Hola me gustó mucho, muy interesante y me dá la impresión que me va ayudar mucho,
    hice las primeras respiraciones y pienso seguirlas haciéndolas las dos veces por día.
    gracias….gracias …..gracias….Teresita Nuñez

    • Hola Teresita!!

      Pues estás en lo cierto. Estoy seguro de que sí te va a ayudar.

      Como puedes ver en el artículo, la práctica regular de mindfulness otorga muchos beneficios. Así que si ya tienes en mente practicarla varias veces al día, seguro que te va a venir muy muy bien.

      Muchas gracias por dejar tu comentario y a practicar!!

      Un fuerte abrazo

Deja un comentario

 INFORMACIÓN PROTECCIÓN DE DATOS DE David G. Alcaraz  

Finalidades: Publicar su comentario en el blog de la página web. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: No están previstas cesiones de datos. Conservación: Mientras la publicación en el blog esté publicada en la página web. Derechos:  Puede retirar su consentimiento en cualquier momento, así como acceder, rectificar, suprimir sus datos y demás derechos en  info@davidgalcaraz.comInformación Adicional: Puede ampliar la información en el enlace de Avisos Legales.

 

Descarga el TEST gratuito y descubre si eres una persona altamente sensible (PAS)

 

Finalidades: Envío de nuestro boletín comercial y de comunicaciones informativas y publicitarias sobre nuestros productos o servicios que sean de su interés, incluso por medios electrónicos. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: No están previstas cesiones de datos. Derechos: Puede retirar su consentimiento en cualquier momento, así como acceder, rectificar, suprimir sus datos y demás derechos en info@davidgalcaraz.com. Información Adicional: Puede ampliar la información en el enlace de Política de Privacidad.

INFORMACIÓN PROTECCIÓN DE DATOS DE David G. Alcaraz

Test de Autoevaluación de Alta Sensibilidad

Escribe tus datos a continuación para enviarte el TEST:

Descárgate el TEST gratuito de Alta Sensibilidad y descubre si eres una persona altamente sensible (PAS)

 

Finalidades: Envío de nuestro boletín comercial y de comunicaciones informativas y publicitarias sobre nuestros productos o servicios que sean de su interés, incluso por medios electrónicos. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: No están previstas cesiones de datos. Derechos: Puede retirar su consentimiento en cualquier momento, así como acceder, rectificar, suprimir sus datos y demás derechos en info@davidgalcaraz.com. Información Adicional: Puede ampliar la información en el enlace de Política de Privacidad.

INFORMACIÓN PROTECCIÓN DE DATOS DE David G. Alcaraz

Test de Autoevaluación de Alta Sensibilidad

¡No te olvides de tu regalo!

Share This